Arreglos florales japoneses – Ikebana

El ikebana es el nombre que recibe el arte japones de hacer arreglos florales, viende la palabra japonesa ikeru que significa colocar, arreglar, dar vida y nacimiento, y de la palabra hana que significa flores. El Ikebana es algo más que poner flores en un jarrón, pues se trara de una forma de arte disciplinada en la que lo humano y lo natural se conjugan. Es un camino tal como lo es el camino del samurai o el camino del te que permiten una mayor compresion de la naturaleza y de la propia vida.

Por supuesto conociendo lo magnificos que son los jardines japoneses no me sorprende que sean tan buenos con las flores tambien.

Proviene de una antigua tradición que tenían los budistas chinos de hacer ofrendas florales a Buda. Fue durante el s. VI en el que los misioneros chinos que se fueron a Japón dieron a conocer este arte. A partir de entonces y hasta el s. XV el Ikebana mantuvo su condición de ofrenda divina, llegó un momento en el que perdió sus connotaciones religiosas.

Los materiales que se usan para la construcción son flores, hojas, cereales, hierbas, ramas, semillas, frutas, vegetales etc…Dichos materiales podían ser vivos, secos o artificiales. En un principio se prefería el uso de materiales del lugar, aunque dicha condición con el tiempo se fue perdiendo.

Otro aspecto importante dentro del ikebana es el diseño. Las partes más importantes del diseño son el color, la forma, la textura y la línea. El color y la forma vienen dadas por la propia naturaleza del elemento escogido, aunque con la creación de las escuelas modernas, dicha naturaleza podía modificarse. La textura venía determinada por la superficie de los materiales usados y la línea era expresada por la ramas que tenía dicha composición. Todos estos detalles eran imprescindible para hacer una buena obra de ikebana.

Cada escuela tiene estilos unicos y distintas formas de apreciar este arte japones. Las principales escuelas son: Koryu, Ohara, Sogetsu. Y los principales estilos son: Rikka, Shoka, Nagerie, Moribana, Zen’ei

Asi como se puede apreciar la belleza y valor de la vida durante el florecimiento de los cerezos que duran muy poco en flor el ikebana trata de representar lo mismo pues las creaciones realizadas tienen una vida por lo general muy corta.

  • La preparacion de estos arreglos florales japoneses se debe hacer en silencio, meditando y aprendiendo. Algunas de las virtudes que se logran al practicarlo son:
  • La naturaleza no discrimina y el practicante de Ikebana no debe discriminar tampoco. Así es como las clases bajas y las altas podían estar unidas y practicar el arte de Ikebana.
  • Mantener la mente vacía es importante para el zen y mientras se realiza el arte floral tu mente se encontrará en esa situación, mejorando la meditación.
  • Se hace amistades sin necesidad de palabras, al admirar junto a otras personas la belleza de la naturaleza te hará unirte a ellos.
  • Aprendes de las plantas, el ikebana enseña el nombre de flores, arboles y frutos. Además te enseña a conocerlas y saber su ciclo de vida.
  • Te enseña a no olvidar lo corta que es la vida. Este arte es efímero y de ello aprendes que tu vida también es demasiado corta, te ayuda a entenderla mejor y a no preocuparte por cosas que no son tan importantes como vivir.

La estructura de de estos arreglos suele estar basada en un triángulo escaleno, delineado por tres puntos, usualmente ramas, consideradas por muchos como representaciones del cielo, la tierra y el ser humano

ikebana estructura Arreglos florales japoneses   Ikebana

Inspirado en aprenderjapones

Articulos relacionados

Escrito por Tags: , , , noviembre 6, 2011 Categorias:
  • Courage

    ¿Es algo así como un centro de flores para una mesa? Pues quedan bien, sin se muy sobrecargado y luminoso como es de costumbre en el estilo zen

    • http://paraisolinux.com/ sefsinalas

      No, se puede usar para eso pero esa no es la idea del ikebana. Es mas bien como un arte para practicar la relajacion.